Metodología Kaizen

Vivimos en un mundo en el que el uso de la tecnología nos permite mantener una comunicación instantánea con todo el mundo. Esto, ha abierto un mercado global para la adquisición de bienes y servicios. La competencia empresarial se ha vuelto cada vez mayor y es por ello que es más importante que nunca destacar entre la multitud al ofrecer productos de más alta calidad a precios competitivos.

Evidence Technology - Metodología Kaizen

Toda empresa debe permanecer en una búsqueda continua de métodos para aumentar la calidad y disminuir la merma. Muchas empresas están adoptando la metodología Lean. Uno de los principales pilares de la metodología Lean es Kaizen, que se ha descrito de muchas maneras, una de las definiciones afirma que en realidad se trata de dos palabras Kai, que significa cambio y Zen, que significa bueno. Otra fuente afirma que la definición de Kaizen es "mejorar a todos, todos los días, en todas partes".

Independientemente del origen de su etimología Kaizen es más que una metodología para la mejora continua. No se trata solo de herramientas para aumentar la calidad. Kaizen es un viaje y no un destino, su objetivo es mejorar la productividad a la vez que se reduce el desperdicio, eliminar el trabajo innecesario y humanizar el lugar de trabajo. Esta metodología les permite a todos asumir la responsabilidad de sus procesos y hacer mejoras en ellos. Al implementar este sistema se busca que cada trabajador en cada nivel de la organización se comprometa a vigilar e identificar constantemente oportunidades de mejora, por lo que es indispensable que para su correcta aplicación en una empresa que se convierta en un hábito, un proceso de todos los días y no solo un evento aislado.

Orígenes de la Metodología

Kaizen tiene sus raíces en Japón durante la postguerra. Después del conflicto con Corea, Japón sirvió como una importante línea de suministro para EE.UU., que a su vez, Estados Unidos ayudó a revitalizar la industria en Japón. A principios de la década de los 50’s. W. Edwards Deming ayudó a los gerentes de negocios Japoneses a desarrollar sistemas de calidad mediante controles estadísticos. En el corazón de la metodología Kaizen se encuentra la rueda Deming que ahora conocemos como el ciclo PHVA (Planificar, Hacer, Verificar, Actuar). Este sistema comenzó como parte de la metodología Toyota, como un método para involucrar a todo el personal de la empresa en mejorar la calidad de los productos, desde entonces las compañías Japonesas adoptaron Kaizen como una forma de vida, desde el CEO hasta el personal de las lineas de produccion. La metodología es ampliamente respetada y ha ayudado a que Japón se convierta en uno de los países más fuertes del mundo en el sector industrial.

¿Cómo implementar Kaizen?

Muchas veces cuando la gente piensa en implementar este método, lo primero que hace es realizar un evento o capacitación sobre el tema que se dirige solo a algunos sectores de la empresa, dichos eventos enfocados a corto plazo raramente se logra la implementación real de la metodología.

Lo primero que hay que entender para conseguir este objetivo es que Kaizen no se trata de un evento o un proceso aislado, sino más bien de una filosofía de buenos cambios que se incrementa y avanza continuamente hacia un estado ideal, se trata de buscar maneras de mejorar cada dia.

A continuación le presentamos algunas pautas que debe seguir para lograr la implementación exitosa del método:

Recuerde que la implementación de la metodología Kaizen solo se conseguirá a través de la constancia, la clave del éxito es que usted logre mentalizar a su equipo de trabajo sobre la mejora continua. Busque que cada miembro del equipo reciba la capacitación y adiestramiento adecuado para identificar las oportunidades de mejora, realice las reuniones periódicas para analizar las ideas del equipo, siga la metodología para su implementación y realice eventos Kaizen bien planeados con regularidad.

De esta manera los miembros del equipo probablemente comenzarán a tomar posesión mental de sus procesos individuales. Cuando se produce esta transferencia de propiedad, los trabajadores comienzan a pensar en posibles mejoras no solo a nivel laboral sino también en su responsabilidad, lo que a su vez aumentará la productividad y mejora del ambiente laboral.