¿Qué es Benchmarking?

El Benchmarking es una herramienta de gestión estratégica que le permite a las empresas establecer objetivos y medir la productividad basándose en los mejores procesos de la industria. Consiste en medir el rendimiento de los productos, procesos o servicios de la compañía frente a los de otras empresas consideradas como las mejores de su clase en la industria. Al desglosar lo que hace que algunas compañías tengan un rendimiento superior y comprarlos con los de la propia empresa, se pueden identificar oportunidades internas de implementar cambios que generen mejoras significativas.

Evidence Technology - ¿Qué es Benchmarking?

Esto podría significar por ejemplo, ajustar las características de un producto o servicio para que se asemejen más a la oferta del competidor, cambiar el alcance de los servicios que se ofrecen o implementar nuevas herramientas de gestión empresarial.

Existen dos tipos básicos de oportunidades de mejora con el Benchmarking: la mejora continua y la mejora dramática. La mejora continua se va incrementando de a poco realizando pequeños cambios para obtener avances destacados a largo plazo, por su parte la mejora dramática sólo se puede lograr mediante la reingeniería de todo el proceso de trabajo interno. Este tipo de mejora requiere de un arduo trabajo de todo el personal de la organización y la capacidad para adaptarse al cambio rápidamente, lo que implica un mayor esfuerzo pero también resultados en poco tiempo.

¿Cómo realizar un proceso de Benchmarking?

Tipos de Benchmarking que existen y cuándo deben usarse

Beneficios Clave

Además de ayudar a las empresas a ser más eficientes y rentables, la evaluación comparativa también tiene otros beneficios, como:

En resumen, el proceso de Benchmarking ayudará a los colaboradores de su compañía a comprender cómo hasta una pequeña parte de los procesos o productos de una empresa puede ser la clave para alcanzar el éxito, al igual que las contribuciones de cada empleado pueden llevar a una gran cambio.