¿Qué es Downsizing?

El downsizing es una práctica consistente en reducir el personal de una empresa para aumentar la productividad y eficientar sus procesos. Este movimiento fue inicialmente desarrollado para afrontar los problemas financieros y las desproporciones que en ocasione existían en ciertos departamentos de una organización, sin embargo, la introducción de las tecnologías a las distintas áreas de las empresas ha llevado a las organizaciones a llevar una operación exitosa con menos personal.

Evidence Technology - ¿Qué es Downsizing?

Por ejemplo: las compañías que se rigen con la metodología Kaizen sostienen que la eliminación de cualquier parte de una organización que no agregue ningún valor directamente al producto final es una de las partes fundamentales de la buena administración, es por ello que ahora el Downsizing se ha convertido en una práctica más normal dentro de compañías con una economía saludable con el fin de eficientar los procesos.

Consecuencias del Downsizing

Si bien es verdad que la reducción de personal puede ayudar a reducir costos y aumentar la productividad de los trabajadores que conservan su posición, esta no es una decisión que se deba tomar a la ligera puesto que si no se realiza de la manera adecuada puede traer consecuencias negativas a largo plazo.

Si no existe un análisis previo a profundidad de los puestos que realmente son necesarios y a su vez no se realizan cambios en los procedimientos para eficientar los procesos y mantener una buena productividad puede pasar que los empleados restantes tengan dificultades para manejar el aumento en la carga de trabajo y el estrés, esto a su vez podría traer consigo un mal ambiente laboral y por ende la disminución del compromiso y lealtad hacia la empresa por parte del equipo de trabajo.

Otro punto a considerar es que la pérdida de empleados con amplia experiencia en la operación de la empresa puede disminuir la oportunidad de innovación, generalmente son los empleados con mayor antigüedad los que pueden llegar a proponer procesos de mejora más factibles, así mismo los empleados con menor antigüedad que son los que suelen conservarse al realizar recortes de personal pueden sentirse sobrepasados por la carga de trabajo, lo que disminuye su capacidad de adquirir nuevas habilidades.

Todas las problemáticas internas de la empresa pueden desembocar en la disminución de la calidad de los productos o servicios y por consecuencia, la baja en la satisfacción del cliente, pudiendo llevar a la quiebra incluso a compañías que contaban con una buena salud financiera antes de la disminución de su plantilla.

Debido a que las consecuencias negativas a largo plazo pueden llegar a ser mayores que las ganancias a corto plazo, muchas compañías a menudo optan por un enfoque más suave al reducir las horas de trabajo, instituir días de vacaciones extra no pagados u ofrecer incentivos a los empleados para que se jubilen anticipadamente.

¿Cómo gestionar el Downsizing?

Si usted ha tomado la determinación de reducir su fuerza laboral, es probable que esta haya sido una decisión difícil pero necesaria, por lo que es importante que se prepare para realizar una transición lo más sana posible para su empresa y sus empleados.

A continuación le presentamos una serie de consejos para minimizar o eliminar los efectos negativos de la reducción de personal:

Recuerde que las nuevas estrategias de negocios están enfocadas a la eficiencia, se busca que los procesos se realicen de manera más rápida y económica sin sacrificar la calidad y el servicio al cliente. Por lo tanto, asegúrese de que su empresa cuente con las herramientas tecnológicas necesarias para avanzar al siguiente nivel. El secreto es que mediante el análisis se defina el número concreto de personal que requiere para una operación óptima y en función a ello tome las decisiones pertinentes si es necesario realizar un proceso de Downsizing.